Quiero un wedding planner!

13 noviembre, 2017 por Elite Bodas0
quiero-un-wedding-planner-madrid.jpg

Quiero un wedding planner… Cuantas veces habrá rondado por tu cabeza si necesitas un wedding planner o no, quizá cientos de veces desde que te prometiste. Empiezas a echar números, miras la cuenta bancaria y simplemente llegas a la conclusión de que no tienes ni idea de cuanto os puede costar la boda y en ese preciso instante piensas : Quiero un wedding planner.

Después de tantos años organizando bodas os podemos asegurar que a día de hoy el 90 % de las parejas necesitan de nuestra ayuda, y no solo hablamos de organizar la boda completa ya que muchas de nuestras parejas nos contratan cuando ya han medio definido su boda,  somos muy necesarios cuando una pareja realmente quiere disfrutar de los preparativos, tener una boda bien organizada, y sobre todo quiere disfrutar de ella.

Durante este tiempo he conocido varias novias involucradas en su boda a mas no poder, hasta tal punto que ellas mismas hacen absolutamente todo y nos parece maravilloso siempre y cuando tengan tiempo y lo hagan bien, pero a pesar de dedicarle todo el tiempo del mundo siempre hay un momento en el que se enfrentan a la realidad: Todo este tiempo haciendo las cosas con tanto mimo y no pueden estar pendientes el mismo día de la boda de los detalles, de colocar los regalos y decoración como ellas quieren y lo mas importante de asegurarse que todo salga a la perfección. Es en este punto donde Quiero un wedding planner se convierte en Necesito un wedding planner.

Y muchos os preguntareis ¿Que podemos hacer los wedding planner por vosotros?

Además de ayudaros en la organización de vuestra boda un wedding planner es capaz de llevar a cabo todo lo previsto para que la boda salga perfecta y pelearse con los mil contratiempos que pueden surgir, podría escribir un libro con todas las anécdotas y quebraderos de cabeza con los que me he encontrado durante los ocho años que llevo al frente de elite wedding planners, como por ejemplo : tener a un equipo trabajando doce horas poniendo moqueta en todos los caminos de una finca y que a media noche un vendaval levante la mitad de los caminos y tener que volver a empezar, tener que desviar un camión con mil pasteles a la cámara frigorífica de un hotel improvisado porque la cámara de la finca estaba llena hasta los topes y no cabía ni un alfiler, o que se rompa la bomba de agua de una finca en plena boda y tener que llamar a un fontanero in extremis para que venga corriendo a solucionarlo ( lo reconozco, esto me hizo soltar lágrimas) y no en todas las bodas surgen contratiempos, existen las bodas perfectísimas ( SI, existen) pero tener la capacidad de solución ante grandes imprevistos es una de las tareas que llevamos a cabo y que creo que poco se valora a la hora de pensar en si necesito o no un wedding planner.

Dejando los contratiempos atrás, ahora pasamos a la parte bonita, la parte en la que de verdad ves día a día nuestro trabajo como wedding planner y es que dentro de nuestras funciones vamos a destacar lo que hacemos en nuestro día a día:

  • Envíos de emails y llamadas de gestión con todos los proveedores ( os puedo asegurar que son muchas, muchísimas)
  • Revisión de contratos y presupuestos y gestión de los mismos.
  • Visitas técnicas a los diferentes espacios donde se desarrolla la boda.
  • Dibujos y diseño de zonas a decorar.
  • Negociación con proveedores para conseguir mejores precios por ser nuestros clientes.
  • Elaboración de timeline de toda la boda para que sepáis que hacer en cada momento.
  • Reuniones y contacto permanente con vosotros.
  • Optimizamos todo vuestro tiempo organizando las reuniones .Vuestro tiempo es oro.
  • Consejos y apoyo diarios sobre todo lo referente a la boda.

Después de leer todo lo que hacemos por vosotros en nuestro día a día ya si que puedes decir Quiero un wedding planner !!

Pero aquí no acaba nuestro trabajo, el resultado de tantos días de trabajo se manifestará en la boda, el día que toca poner toda la maquinaria en marcha y todo debe fluir a la perfección y aún contando con imprevistos el resultado sea perfecto.

¿ Que hace un wedding planner el día de la boda?

La maquina se pone en marcha y toca engranar para que todo marche sobre ruedas, aquí tienes un listado con nuestras tareas el día B.

  • Estamos presentes desde preparativos y montajes.
  • Coordinamos llegadas de proveedores.
  • Montamos la decoración que hayamos preparado.
  • Preparamos los detalles y regalitos.
  • Ayudamos a nuestros compañeros en lo que necesiten.
  • Coordinamos las salidas de los autobuses que vayan a traer a los invitados. Llamamos a los conductores para confirmar la salida.
  • Supervisamos el montaje de mesas y repasamos si ha habido algún cambio del seating a última hora.
  • Asistimos a los novios a su llegada.
  • Coordinamos entradas con los novios.
  • Coordinamos entrega de regalos y sorpresas con meitre y Dj.
  • Solventamos imprevistos que puedan surgir.

El día de la boda vosotros sois los protagonistas y no debéis estar pendientes de todos estos detalles, para eso estamos nosotros.

Grítalo a los cuatro vientos, QUIERO UN WEDDING PLANNER!


Dejar respuesta

Tu email no es valido. Campos obligatorios marcados con *